Caminando en círculos

Una de las personas que mejor gusto tienen y a las que más respeto eligió la canción que da título a este texto como una de las tres más importantes de su semana, la semana en que se deshizo para siempre de la señora que viste un abrigo marrón hasta los pies y tiene cara de que le gusta el sexo duro, sucio, en el que se establece una relación de dependencia entre una ama dominante y un siervo dominado.

Antes me había dado a conocer a su autor, me lo había colado entre zumos de piña como si de arsénico se tratara, y al final había conseguido que cayera rendido ante la obviedad, que es un monstruo, disfrazado de un tipo tímido y melenudo, que es capaz de ser tierno sin caer en lo ñoño, que saca su lado macarra a pasear de vez en cuando y que a veces dice cosas que carecen de todo sentido pero que me encantan, porque me resultan adorablemente graciosas.

Supongo que todos tarde o temprano sentimos que caminamos en círculos, ¿dónde iremos a parar calculando el vértigo de los sueños que quedaron detenidos?

Sé que no me estoy portando como el buen chico que digo ser, juego a parecerme al Bud que Jeff Bridges encarna a carne viva en Crazy Heart, y me niego a pasar del todo la última página del libro como el Tom Hansen de Joseph Gordon-Levitt en (500) days of Summer. Sí, camino en círculos, pero no será definitivo, solo estoy disfrutando de esta noche de cielo estrellado y brisa susurrante, que sueña con que llegará de una vez por todas la primavera.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Caminando en círculos

  1. C.J. dijo:

    OH! OH! OH! MIS OOOOJOOOS!!!

    Has escrito “ha veces”!!!!!!!!

    p.d. comentaré con calma xD

  2. C.J. dijo:

    Vale. Acabas de llamarme para que fuéramos a tomar algo, así que escribo esto esperando que aparezcas xD.

    Cuando me descubrieron a Quique, hace casi 6 años, me abrumó la cantidad de canciones que iba descubriendo y, lo mejor, que casi todas me gustaban. Yo no tenía ningún estilo, ningún grupo que dijera OMG cuando lo escuchara. Entonces apareció ÉL y dije: este es mi estilo. Y hasta entonces, que me dedico a esparcir su música a diestro y siniestro. Todo el mundo sabía que acabarías cayendo. Quique no es fácil de resistir.

    Yo también te admiro y aunque digas que ser un chapón no cansino no es un piropo, lo es. Sobre lo del buen gusto… es obvio :D

    Por cierto, no entiendo lo de la señora de abrigo marrón que piensa en sexo duro….

    Ala. Nos vemos ahora! :)

  3. C.J. dijo:

    La próxima vez no me curro tanto el comentario. Sosos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s