Traje

He cometido el error de probarme el traje antes de “el acto”. Ha sido un error porque me ha sumido en la clásica depresión pre-verano que tienen muchas personas y que acaba desembocando en una operación bikini condenada al fracaso. Pero lo mío es diferente. Pura cuestión práctica. El pantalón me abrocha por alguna especie de milagro que se escapa a toda la lógica que esgrimen los físicos, los químicos, los biólogos y demás genios de las ciencias verdaderas. Medio kilo más y catapum, y “el acto” parecerá más un capítulo de la antigua serie de Batman con sus famosas onomatopeyas y coreografías pop. El gabinete de crisis ha decidido tomar las siguientes decisiones que tendrán vigencia desde esta madrugada hasta las 21.00 del 22 de mayo:

– Adiós a las comidas basura. Lo siento Doritos, papi también os echará de menos.

– Ampliación de la caminata diaria en un 50%.

– Abandono de la cerveza por el vino. Everybody Knows que la cerveza infla.

Si estas desesperadas medidas no surten efecto, que Dios nos pille confesados. Por suerte el día de “el acto” no voy a tener que desabrochar el pantalón de tanto comer. Comida miniatura para personas adultas. Esperemos que sea un moda pasajera.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Traje

  1. yo confío en ti, patrón. el 22 te quedará el traje como un guante :)

    yo también me tengo que poner otra vez el vestido, pq en mi semana horrible adelgacé dos kilos y espero haberlos recuparado porque si no me va a quedar enorme!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s