Fuera de temporada. Nurse Jackie

Ya hablé anteriormente de la primera temporada en la que tuve el placer de ver a la enfermera Jackie liándola parda, una primera temporada que fue de más a menos, de comedia a drama. Definitivamente parece ser que esta es la dramedia más oscura (y por lo tanto dramática) de la factoría Showtime. Jackie ha encontrado el tono en el que se siente a gusto y nos ha ofrecido una temporada sorprendentemente regular, en la que algunos personajes han mejorado (la novata e inocente Zoey (Merritt Wever), el marido de Jackie, Kevin (Dominic Fumusa) o el gran (en todos los sentidos) Thor (Stephen Gallem)), otros han empeorado (la doctora O’Hara (Eve Best)), otros se han mantenido (el entrañable, sexy y estúpido Dr. Cooper (Coop para los amigos, Peter Facinelli)) y otros, o más bien, otro, ha desaparecido, porque se han cargado a mi querido Momo (Haaz Sleiman) al más puro estilo El Ala Oeste, es decir, sin ningún tipo de explicaciones (bueno sí, una, pero minúscula y sin darle mayor bombo, a pesar de la importancia del personaje).

Sobre estos puntales, estos 12 episodios nos han ofrecido un enfermizo y psicotrópico viaje a través de un mundo que se derrumba poco a poco, el de Jackie Peyton, mujer, madre, enfermera, drogadicta, depresiva, borde, entrañable, creadora de su propio sistema moral (muy al estilo del amigo Walter White (Breaking Bad)), que en muchas ocasiones choca con el socialmente aceptado, de ahí que en el fondo Jackie no sea más que una anti-sistema que ayuda al sistema a perpetrarse, o una mujer que desea formar parte del sistema transformándolo desde dentro en función de sus propios intereses e ideales.

El resultado es que Jackie puede llegar a parecer un ser miserable, pero sin embargo cualquier espectador de la serie debería adorarla, porque (y aunque suene a tópico) todos tenemos una Nurse Jackie dentro, una dicotomía entre lo que somos y lo que queremos ser, entre lo que debemos ser y lo que tememos ser. Por eso da igual que Nurse Jackie no sea una comedia, que la propia Edie Falco diga que no entiende como puede ganar el Emmy a la Mejor Actriz Comedia porque ella no hace gracia. Todo da igual. Lo importante es Jackie, su dolor, su supervivencia en un mundo peligroso. Ella y sus delirantes compañeros de viaje me hacen la vida más entretenida, aunque me ría poco con ellos. Un 8.

El capítulo: Years of service (2×12).
Lo mejor: El reparto al completo.
Lo peor: Aunque diga que me da igual echo de menos más comedia, y me indigna que se hayan cambiado a Momo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fuera de temporada y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s