El día de la huelga

Después de una semana hablando casi exclusivamente de la Huelga General convocada por UGT y CCOO (pronunciado ce ce o o) el día del Apocalipsis ha llegado y la vida sigue igual. Nos empiezan a lanzar cifras contradictorias a cada cual más inverosímil, básicamente porque es imposible medir los efectos de una huelga a lo ancho y largo de un país tan grande. Quizás en las ciudades la huelga haya sido un éxito, pero yo salgo hoy a la calle y veo todos los negocios abiertos en este pueblo de 15.000 habitantes. Sí, la vida sigue igual, mi madre fue a la frutería y compró uno de los últimos melones del año, mi padre se levantó a las 7 de la mañana para ir a trabajar, y el único que ha cambiado su rutina diaria ha sido mi hermano que no ha tenido clases. En el día de la Huelga General el cielo está encapotado amenazando lluvias intensas, no hay piquetes ni barricadas en la calle, y miro a la televisión como si estuviera viendo una serie, supongo que dramática, veo como la gente se pega, veo cosas ardiendo, veo a esos dos impresentables señores apellidados Toxo y Méndez abrazarse por el éxito obtenido, aunque realmente este abrazo y las declaraciones que le siguieron los podríamos haber grabado hace 2 semanas, veo también al Presidente del Gobierno que más ha rectificado en la historia de este país decir que no rectificará, menuda paradoja, ¿qué es lo que no ha rectificado, rectifica y rectificará Zapatero?

A nadie le importa ya la realidad, vivimos en un mundo en el que los políticos, los líderes sindicales y los empresarios no tocan la tierra sobre la que pisamos los ciudadanos. Pase lo que pase, cueste lo que cueste siempre nos dirán las mismas tonterías, el rival haga lo que haga siempre lo hace mal. Reconocer los aciertos de los demás es un pecado, no sé quién fue el primero que dijo que las cosas debían de funcionar de esta manera, pero es una aberración, porque los seres humanos somos imperfectos, y en nuestra imperfección siempre tomamos buenas y malas decisiones. Efectivamente, “Así, no”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s