Fuera de temporada. Californication (S04)

Ya he leído por ahí que el final de esta cuarta temporada marca un final de ciclo en Californication, que podría haber acabado así la serie. Cosas que ya se dijeron antes de otras series. Weeds, sobre todo. La tercera temporada de Weeds con su gran final (marca de la casa) propició que muchos dijeran que la serie debería acabar así, pero lo que vino después, efectivamente un drástico cambio de ciclo, siguió siendo excelente. Veremos que pasa con Californication, pero a pesar del resurgimiento de los últimos 4 capítulos, esta temporada la serie no dio la talla, a pesar de que Hank Moody siguiere dándola en la cama (o por ello mismo). En las otras temporadas Hank Moody se movía hacia a alguna parte, en esta no, en esta sólo da vueltas sobre sí mismo, haciéndonos olvidar a veces la primera palabra de la frase que lo define: carismático destructivo. Kapinos siguiendo la estela de la desequilibrada 3ª temporada (una primera parte floja, una segunda parte sublime), volvió a jugar con las cosas de comer. Moody da vueltas alrededor de si mismo porque ha sido despojado de su norte. Definitivamente esta serie tiene una razón de ser. En una palabra. Karen. Sólo Karen es capaz de sacar lo mejor de Hank Moody, la ironía incorregible, la erótica dulzura inagotable. No Karen, no Hank, no Californication.

A pesar de todo, Californication siguió teniendo cosas buenas, las apariciones de Marcy y Stu, los navajazos que Mia dio a la historia, y por supuesto las intervenciones de un Rob Lowe, en estado de gracia, riéndose de los actores-personaje, de Robert DeNiro en el nombre, de otros como Sean Penn en el fondo. Actores de método.

Y como viene siendo habitual, cerró la temporada como Dios manda. Atando algún cabo, y dejándonos con ganas de más. La segunda temporada la cerraron con California Dreamin’ y me pusieron los pelos de punta, esta con You can’t always get what you want, la canción precisa, la frase lapidaria total. Hank Moody no puede tener lo que quiere porque no es capaz de controlar sus instintos de destrucción. Californication no puede ser tan buena como llegó a ser porque está empeñada en perderse en festivales de sexo y drogadicción vaciados de todo contenido. Cuando la serie de Tom Kapinos vuelva a ser lo tierna e ingeniosa que un día fue, volveremos a estar frente a una obra maestra.

Nota: 8
Lo mejor: Karen, Marcy, Hank y Runkle siendo Karen, Marcy, Hank y Runkle
Lo peor: Que la serie se estanque en el lugar y el momento menos adecuados
El capítulo: The Last Supper (S04E11)
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fuera de temporada y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fuera de temporada. Californication (S04)

  1. C.J. dijo:

    Estoy muy de acuerdo en todo. En vaya tele decían que tenían muy desaprovechados a los secundarios (entendiendo como secundario todo aquel que no sea Hank) y a mí me parece que es cierto. Porque Hank al prinicipio era carismático, tú lo dices, pero ahora no tiene sentido. No hacen las cosas por un motivo. Por eso me gustó tanto que intentara abrazar a Karen en la cena en casa de Stu porque durante un instante fue el Hank que me convenció en la primera temporada.

    Soy, y seguiré siendo siempre, fan incondicional de Marcy!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s