Fuera de temporada. Shameless US (S01)

Esta semana Showtime ha insinuado que presentará a Shameless US a los Emmy en la categoría de drama, en vez de en la de comedia que un servidor aventuraba. Este es un buen punto de partida para hablar de lo que Shameless es en esencia.

Shameless es la adaptación americana de una serie británica que ya va por la octava temporada, a cargo del propio creador de la original, Paul Abbott, y de John Welles, productor ejecutivo de series como Southland, Urgencias o la mejor serie de todos los tiempos (in my opinion), El Ala Oeste. Y narra el devenir de los miembros de una familia, los Gallagher (y los seres que los rodean), que malvive con pocos recursos (y tirando de ingenio) en una casa que se cae a trozos en un barrio de (una gélida) Chicago. Qué tristeza, qué dolor se respira. Pero además los Gallagher no son una familia normal, entendido normal como lo entiende la Conferencia episcopal o el PP (Partido da Parralla): papá, mamá, hijo, hija (o un gran número de hijos si eres opusiano o vives en la España de hace 40 años). No, los Gallagher son una familia aparental, puesto que la madre puso pies en polvorosa, y el padre, Frank (William H. Macy, un monstruo del cine desatado en la televisión) pulula por los alrededores haciendo la vida más complicada a sus bástagos. De tal forma que el timón del barco lo conduce, derrochando sangre, lágrimas y dictablanda, Fiona (Emmy Rossum, una de las mujeres más fuertes que ha parido la televisión, otra heroína atípica de Showtime), la mayor de los hermanos y la única que ha pasado ya de la adolescencia, con la inestimable ayuda de los teens Lip (Jeremy Allen White, intelectualmente superdotado y prototipo de buena persona que el mundo debería producir) e Ian (Cameron Monaghan, más dado a complicarse la vida de lo que su dulzura deja ver a simple vista) y la colaboración impagable de Debbie (Emma Kenney, tan entrañable como neuróticamente organizadora). Además la familia la forman también Carl que tiene tintes de psicópata en ciernes, el pequeño Liam  y los vecinos, unos geniales Veronica y Kevin, y en cierta forma el resto de personajes que se cruzan a lo largo de las tramas (la grandísima Sheila (Joan Cusack haciendo un papel destinado a Allison Janney), su hija Karen, su marido, los Milkovich, Kash, el dulce Tony). Definitivamente estamos ante un dramón de los que marcan época, aquí hay más desgracia acumulada que en Lo que el viento se llevó. Pues no.

No. Shameless US no es un drama. Puede contar una historia trágica o durar 45 minutos, pero no es un drama. Shameless es una comedia, negra, negrísima, una comedia genial, desvergonzada, burbujeante, ácida, inteligente. Shameless es una comedia que conmueve, y que a veces llega a doler. Pero sigue siendo una comedia. No importa lo que cuenta, sino como lo cuenta. No importa las circunstancias en las que tienen que sobrevivir los personajes, sino como se relacionan entre ellos y como se produce su inestable vida en el árido medio que habitan.

Resuelto este debate entre drama y comedia, o más bien asumido que es irresoluble, y que la gracia de la serie sea contar algo triste haciéndote reir, usar las formas del drama clásico para hacer comedia negra (inglesa, podríamos decir), uno disfruta de Shameless como un divertimento con voluntad de ser algo más que eso. Esta joya es una historia familiar que habla de la sociedad en la que vivimos, la crisis económica se palpa en cada trama, pero también de lo que somos, puesto que en el fondo estamos ante un alegato en favor de la familia (de todo tipo de familias) entendida como la unión indivisible entre una serie de seres humanos ligados por lazos emocionales tan sólidos que cuesta explicarlos con palabras. Por ello, la lucha de Fiona por mantener unida a la familia contra viento y marea, es la marca indeleble que planea sobre todos los capítulos, por ello Fiona (y nosotros con ella) sufre tanto a lo largo de toda la temporada (a veces hay que sacrificarse por los que más quieres, nos dicen) y por ello la temporada acaba como acaba, con Fiona luchando contra los cantos de sirena de Steve (Justin Chatwin, SSF (ser sumamente follable)) que aunque a lo largo de la temporada parece entenderlo todo, acaba por demostrarnos que no entiende nada, Steve desconoce la importancia que tiene tener una familia, y hasta eso está bien explicado en una serie, que se caracteriza por no dejar cabos sueltos e hilar fino los acontecimientos (a cada cual más estrambótico y cómico) que se van produciendo, sin hacer renuncios, sin forzar a los personajes a traicionarse a sí mismos.

Sin embargo no todo ha sido sobresaliente, también ha habido fallos: los Gallagher sobreviven económicamente como pueden, sin embargo tienen una tele de puta madre y móviles que ya me gustaría a mí, esos fallos en la dirección artística sobran, los defensores de la versión inglesa la acusan de que intenta parecer sucia, en lugar de serlo, aunque en su defensa hay que decir que USA y UK son muy diferentes, y sus respectivas suciedades también; Karen se les va de las manos en los últimos capítulos y Veronica y Kevin pierden peso en el último tramo de la temporada a pesar de tener en sus manos un activo tan interesante como la llegada de la chica de acogida, (que explotan de forma genial en la escena de la cama) y lo hacen en favor de Karen. Pero son fallos pequeños, o más que fallos, potencialidades no explotadas. Esta ha sido una primera temporada modélica, ahora veremos si Shameless se mantiene, baja el ritmo, o se dirige a ser algo grande. Los materiales están ahí. Tiene grandes personajes y grandes cosas que contar. Sólo hace falta gestionarlo todo con cabeza, sin giros bruscos, con cariño.

Nota: 9
El capítulo: But a last came knock (S01E09)
Lo mejor: los personajes y el reparto, la trama de la madre, ¡Emmy Rossum!
Lo peor: que algunas veces Frank resulte demasiado odiable, demasiado unidimensional.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fuera de temporada y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fuera de temporada. Shameless US (S01)

  1. C.J. dijo:

    Ains, cómo echo de menos a los Gallagher!! Qué grandes!!! :D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s