Las canciones de la semana. E120

¿A qué cuento viene esto? A que me gusta y tiene carnaza a raudales, y ambas cosas son fundamentales en mis tomas de decisiones. Y también, a cuento del amor, claro.
 

5. My Funny Valentine (Miles Davis – My Funny Valentine)

Llevaba tiempo pensando en la canción. Dejándome enredar (algo en lo que soy un maestro). La victoria rotunda de Homeland en los Critic’s Choice, la trajo de vuelta a mí, a mi superficie. A Claire Danes no le hacia falta abrir la boca para ponerme los pelos de punta, no con esta canción de fondo. Letal.

4. Between my legs (Rufus Wainwright – Release the stars)

Surgió entre el sol y las nubes, antes de que empezaran a caer pingotas. La disfruté como disfruto un gofre de chocolate, o cualquier otra irresistible e insalubre gochada. Y fui feliz cual animalico en una peli de Disney (exceptuando a los malos y a los padres que mueren OJO ESPOILER LEGENDARIO como Mufasa y la madre de Bambi).

3. Love Machine (Arctic Monkeys – Girls Aloud Cover)

Sonaron, me puse a saltar como un loco, a agitar la cerveza que sufría en mi mano. Lo normal. No fue esta canción, pero fueron los Arctic, era la voz de Alex Turner, y eso, a pesar del paso del tiempo sigue significando algo en mi corazoncito. Suerte que no fue esta canción, porque esa risita que se le escapa me derrite.

2. Un día en el mundo (Vetusta Morla – Un día en el mundo)

Esta canción siempre ha sido una de mis favoritas de Vetusta. Desde el inicio de los tiempos. Me desgañito, aunque ni siquiera abra la boca. Esa magia. La voz que canta, la voz del relato, dice que es feliz, pero ¿lo es en realidad? Nadie que lo sea lo estaría echando en cara de esa forma, no le daría tanta importancia. Cuando dice que es feliz, en realidad está gritando que no lo es, pero que no se ha dado por vencido, y sobre todo que ha aprendido de los errores, del error.

Mírame, soy feliz, mírame, tu juego me ha dejado así. 

1. Alegrías del incendio (Los Planetas – La leyenda del espacio)

Para mí esta canción es el amor. En toda su grandeza. No tengo formas de expresarlo mejor en tan poco espacio. Esta canción siempre ha tenido dos efectos radicalmente contradictorios en mí: o hacerme reír, saltar, gritar, vamos, producirme un subidón; o el contrario, afligirme mucho, provocar un bajón y un colapso del sistema. Como se titulaba aquella enorme carpeta de Suso Presario I (de los Presarios de toda la vida) “Canciones para reír y llorar”.

Parece que hay un incendio, cada vez que nos juntamos.
Parece que hay un incendio, cuando tú estás a mi lado,
parece que estoy ardiendo, cuando tú estás a mi lado,
parece que estoy ardiendo.

Esta entrada fue publicada en Las canciones de la semana y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las canciones de la semana. E120

  1. C.J. dijo:

    Me voy a quedar sin ver el anuncio! Maldita sea!

    5- Truena, escucho esta canción… me falta un vaso de vino. I like it!
    4- ¿Que´son “pingotas”? :S Muy grande con tu espoiler legendario jajajaja. La canción… te pega :P
    3-Qué grande Willy Wonka. Estos señores nunca fueron lo mío.
    2- Creo que fue la primera canción que me entusiasmó de ellos. Esa rabia del estribillo es espectacular. Desgañitarse!
    1- Jajajaaja enormes los Susos Presarios y sus carpetas enigmáticas. Estos señores tampoco fueron nunca la mío.

    Tengo que ponerme las pilas con descubrimientos musicales….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s