Los culebrones que yo veo

Drunk Sue Ellen antecedente de Drunk Paz de la Huerta o Fat Betty.
#concepto

El culebrón es un subgénero televisivo muy mal visto. De hecho culebrón se emplea como un término despectivo. La culpa a priori es de las “telenovelas” latinoamericanas (compramos Miami como animal de compañía también). Que infestan desde tiempos inmemoriales nuestra televisión. Producto de consumo masivo por parte de los abueletes incluso por encima del prohombre de la patria galega Xosé Ramón Gayoso (y no solo de las mujeres, mi abuelo va al bar y vuelve exclusivamente para ver “los tiempos revueltos” y de ahí hasta la hora de la cena pim pam pim pam, de La1 a Nova y tiro porque me toca). La culpa si profundizamos más está en lo muy mal que han envejecido los culebrones americanos clásicos: de Dallas o El Pájaro Espino a los noventeros Melrose Place y Sensación de vivir (el primero y el último con remakes en antena). Que hayan envejecido mal no implica que en algún momento fueran buenos, simplemente tenían sentido, estaban contextualizados y funcionaban. Ahora ya no. El culebrón de primetime ha pasado a un segundo plano, devorado por las sitcoms y los procedimentales. En la dicotomía renovarse o morir, decidió perecer lentamente. El espectador de hoy en día no es el mismo que se sentaba impasible ante la televisión, sin exigencias, a dejarse engañar una y otra vez por los mismos giros narrativos y unos trabajos de dirección espasmódicos. El espacio central que ocupaba la familia (y los amigos, que son otra familia) en el terreno del drama lo ocupan ahora las profesiones, el mundo laboral, lo cual tiene mucho sentido analizando como ha evolucionado la sociedad americana en particular y la occidental en general. La familia ya no ocupa el mismo peso en nuestras vidas diarias y tampoco debería ocuparlo en nuestros entretenimientos seriéfilos. Así fue como en las networks el culebrón se dejó devorar por el procedimental, género dramático televisivo actual por excelencia (desde lo más rutinario, un NAVY, a lo más extraordinario y complejo, The Good Wife, posiblemente el mejor procedimental de todos los tiempos). Esto en cuanto a USA.

En Reino Unido en cambio el culebrón ha gozado de mejor salud. ¿Por qué? El folletín. La progresión lógica sería: folletín literario – radionovelas – culebrones televisivos. Y es justamente en Inglaterra dónde el folletín alcanzó sus más altas cotas: Dickens, las Bronte, Jane Austen… Y como BBC se encarga todos los años de producir miniseries que adaptan sus grandes obras literarias (vamos igualito que TVE: envidia insana) el culebrón ha gozado de vitalidad en las tierras de su majestad: Pride and prejudice, Bleak House, Great Expectations, Cranford… todas ellas culebrones, gloriosos culebrones british.

Sin embargo, en los últimos tiempos el culebrón está renaciendo en USA, camuflado muchas veces en otros géneros, adaptándose al medio, escapando de las etiquetas. Smash es un culebrón, un musical culebrón, pero culebrón al fin y al cabo. American Horror Story es un culebrón de terror, y True Blood un culebrón inconscientemente (o no) cómico y trash (sin duda de forma consciente). Para muchos Spartacus es un culebrón también trash y ultrahormonado para hombres en general y machacas en particular, yo como no lo veo me voy a abstener de opinar. De tal forma que el culebrón ha tenido que ocultarse para sobrevivir, evolucionar, abrirse. Incluso cuando opta por no hibridarse con otros géneros, como en Revenge (que al principio intentó funcionar como procedimental y fracasó) se ha transformado, adaptado a un mundo diferente, en el que los malos no son tan malos ni los buenos tan buenos. Los giros de guión imposibles siguen ahí, la espiral de embrollos cada vez más grandes, también. En Revenge la clave reside en los elementos de acción y thriller, y sobre todo en la construcción de dos protagonistas (antagonistas) muy bien perfiladas (e interpretadas), llenas de claroscuros (más oscuros que claros, en realidad). Como ya pasaba en Alias (un culebrón de acción) son las mujeres las que controlan el cotarro, los personajes fuertes, ya no son la mala malísima que manipula a los hombres ni la tonta borracha que se deja manejar por ellos. Midiéndose de igual a igual con los hombres que las rodean son capaces de vencer, por sus propios medios, apoyadas en su ingenio. Revenge no es una gran serie, ni pretende serlo, lo que busca es ser un divertimento gozoso, y lo consigue de sobra, porque está bien construida, y porque es un culebrón que no insulta a la inteligencia del espectador, adaptado moral y narrativamente a su tiempo.

Después, en otra liga, y volviendo a UK, está Downton Abbey: reparto de 10, malos de manual, tramas amorosas muy bien edificadas, maravillosamente facturada, protagonistas con carisma, lo tiene todo, también un uso tramposo del espacio-tiempo, giros patilleros de vergüenza ajena, y una capacidad innata de quemar trama a todo trapo que deja a la season finale de la 3ª de Parenthood en cosa de niños. BTW, ¿es Parenthood un culebrón? Quizás para algunos sí, pero yo diría que no.

Y como sólo Downton Abbey (AHS es una miniserie, o eso dice Ryan Murphy) va a tener hueco en mis Emmys, me voy a mandar unos mini-Emmy culebronescos, que ellos bien lo valen.

Culebrón 2011-2012

– Señora Condesa ¿cuanta comida hacemos? – ¡A fartar, mi querida chacha!

1. Downton Abbey (ITV)

2. Revenge (ABC)

3. American Horror Story (FX)

4. Smash (NBC)

5. True Blood (HBO)

Actriz

Michelle, I love you

1. Michelle Dockery por Downton Abbey

2. Emily VanCamp por Revenge

3. Connie Britton por American Horror Story

4. Debra Messing por Smash

5. Anna Paquin por True Blood

 Actor

Abrazable hasta en las trincheras

1. Dan Stevens por Downton Abbey

2. Hugh Bonneville por Downton Abbey

3. Alexander Skarsgård por True Blood

4. Dylan McDermott por American Horror Story

5. Jack Davenport por Smash

 Actriz de reparto

SEÑORA nivel Catherine Deneuve, subsección DIVA

1. Jessica Lange por American Horror Story

2. Maggie Smith por Downton Abbey

3. Madeleine Stowe por Revenge

4. Taissa Farmiga por American Horror Story

5. Megan Hilty por Smash

 Actor de reparto

El que esté chiflado que tire la primera camiseta

1. Evan Peters por American Horror Story

2. Gabriel Mann por Revenge

3. Christian Borle por Smash

4. Jim Carter por Dowton Abbey

5. Leslie Odom Jr. por Smash

Episodio

Ojalá pudiera vivir en este momento hasta el día del Juicio Final

1. Christmas Special 2011 de Downton Abbey. Dirigido por Bryan Percival / Escrito por Julian Fellowes

2. Reckoning – Revenge. Dirigido por Sanford Bookstaver / Escrito por Mike Kelley y Mark B. Perry

3. Pilot de American Horror Story. Dirigido por Ryan Murphy / Escrito por Ryan Murphy y Brad Falchuk

4. Pilot de Smash. Dirigido por Michael Mayer / Escrito por Theresa Rebeck

5. Legacy de Revenge. Dirigido por Eric Laneuville / Escrito por Dan Dworkin y Jay Beattie

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cordura. Divino tesoro y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s