Las canciones de la semana. E168

Los griegos sí que saben lo que a papi le gusta

Tenía que pasar, era visto, sólo era cuestión de tiempo. Se iban a pelear. Voy a entregar las sagradas escrituras que son “Las canciones de la semana” a Eurovision. Por un lado porque hasta hoy no escuché nada de música esta semana, por otro porque Eurovision es grande en su trashismo, la gracia consiste en no tomárselo en serio. Hay listas, países que votan, oropel, mariconerismo, divarracas, colores, escenarios “el más grande todavía”, una realización pasadísima de todo. Vamos, muchas cosas que gustan por estos lares. Así que ahí van, mis cinco canciones del Eurovision sueco, entre las que no están ni la gran Bonnie Tyler borracha como la mejor Masiel, el lituano que se creía guapo y The Killers, o la francesa psycho-alcoholic que se creía Amy Winehouse, aunque podrían haber estado.

5. Only teardrops (Emmelie De Forest – Dinamarca)

Esta canción es la nada hecha canción, pero funciona porque musicalmente es bonita, ella es una lolita virginal recién salida del camastro, hay tambores, gaitas, la muchacha va descalza haciendo un Remedios ¿Quién maneja mi barca? Amaya. Lo tiene todo. Nota: por 2º año consecutivo Paolo Vasile (aka Censor Mayor del Reino) ha adivinado la ganadora de Eurovision vía sintonía musical de Divinity. Todos deberíamos tener miedo.

4. Birds (Anouk – Holanda)

Holanda llevaba no sé cuantos años sin estar en la final de Eurovision. Mal. Este año se han metido con esta muchacha que va de indie intensa, que canta de forma triste, como a mí me gusta, y que tiene cara de buena persona. Bien, soy fan.

3. I feed you my love (Margaret Berger – Noruega)

Como siempre hubo muchas divarracas en Suecia, pero esta muchacha, su coleta wtfuckera, sus movimientos imposibles dentro de ese vestido embutidor aún más imposible, es todo lo que una diva (que no una divarraca) debería ser. La canción es un WTF? absoluto, con esa letra, esa música, ¡ese videoclip! Todo parece ideado por el Ryan Murphy más pasado de rosca. No puedo confirmar que no estuviera él de por medio. Es grande. Va a tope. Mola. Como hizo con Robyn, Lena Dunham la colocará en algún capítulo de Girls si la llega a conocer. Yo lo sé, Lena lo sabrá.

2. L’Essenziale (Marco Mengoni – Italia)

El elemento básico de cualquier Eurovision, además de muchos ventiladores, es el gayerismo. El muchacho éste se plantó en medio del macroescenario, todo muy rollo megaestructuras, con su traje azul raro, sus patillas, su pluma, sus poses y su voz, él solito, like antaño, y lo petó. Sino fuera tan marica mala de manual, lo que yo le petaba a él. Yo lo sé, Lena Dunham lo sabría si fuera mi amiga.

1. Alcohol is free (Koza Mostra feat. Agathon Iakovidis – Grecia)

Podría cerrar con un vivan las faldas. Pero me esforzaré más. Además de que el cantante me pone palote (¿por qué hemos abandonado este tipo de expresiones? ¿por qué? ¿por qué?), la canción me encanta, porque es divertida, tienen a un viejo, llevan faldas, desprenden buen rollo y Grecia pues se hace de querer, así como están, jodidos, like us, bueno peor. #vivanlasfaldas #vivanlaspantorrillas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Las canciones de la semana y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s