Emmysalternative 2013: Miniserie-Telefilm

6. Political Animals (USA Network)

Las fotos promocionales, esa arma de destrucción (de la imagen de uno) masiva a exterminar

Cuando se anunció que Greg Berlanti (Everwood, Brothers & Sisters y un millón más de series) iba a producir una serie política para USA Netowork todos pensamos que la cadena iba a dar el salto al cable de calidad desde su posición de cable flojito. Error. Political Animals no es una serie seria, es un poco circo, no al nivel de Scandal (nada está al nivel de Scandal, una serie que podría resumirse como The West Wing meets Gossip Girl) pero es una serie un poco bipolar que a veces se toma en serio a sí misma (y nosotros nos la tomamos en serio) y otras que aquello es un culebrón barato barato. Está aquí porque a pesar de todo la serie entretiene mucho, apunta alguna cuestión interesante (aunque no las desarrolla) y la recuerdo como un divertimento veraniego de primera. Esta familia no son los Clinton, de hecho tienen bastante más mierda encima que ellos, y van bastante pasados, pero tiene su encanto jugar a pensar que los Clinton son así de trash en su vida privada.

5. Restless (BBC)

Diva british haciendo dedo en medio del desierto

Una conspiración que incluye espías, traidores y nazis me tiene ya bastante ganado. Si además está protagonizada por muy buenas actrices británicas, sucede en dos momentos temporales diferentes, está bien hecha y termina siendo adictiva, me enamoro. ¡Vivan las miniseries de la BBC!

4. The Big C Hereafter (Showtime)

Laura Linney haciendo la versión anal del clásico a la par que literal “me meo de la risa” mientras saltaba sobre la colchoneta con su hermano ante las atentas miradas de Precious y su hijo adolescente.

Yo iba a dejar de ver The Big C tras ese Horror (así, con mayúscula) que había sido su tercera temporada. Horror y tomadura de pelo. Pero La Seño dijo que el primer capítulo estaba bien, y lo vi, y me conquistó. Fueron 4 capítulos de 1 hora muy bien calibrados. Contados con ternura, tacto, gracia y Laura Linney en inmejorable estado de forma. Y después, claro, está como de bien contaron la muerte de la protagonista (espero que esto no se considere espoiler), la cima de la historia. La muerte es así, tiene que ser así, solitaria, sin artificios, palpable, corriente, como la vida misma.

3. The Hour (BBC)

Tú, yo, nosotros

La segunda temporada de The Hour tuvo menos aristas, la historia-misterio principal estuvo mejor contada (aunque me pareció menos adictiva), las tramas secundarias funcionaron, los protagonistas volvieron a estar sublimes. La máquina fue. Pero BBC ha cancelado la serie por las bajas audiencias. Una pena, porque apoyándose en el pasado apuntaba cosas muy interesantes sobre el presente, sobre la historia, sobre la sociedad, sobre el periodismo. Y por encima de todo era un producto muy bien hecho. Puro.

2. Top of the lake (Sundance Channel)

‘A merendaaaaaaaar!

Sundance Channel se acaba de lanzar a la producción de series, y tras solo dos productos ya tiene una imagen de marca bastante clara. La primera producción del canal fue esta Top of the lake de Jane Campion (The piano). Una miniserie de la que ya hablé en su momento. Construida como si fuera una macro-película más que una serie (lo de poner cliffhangers al final de los capítulos no lo conocen), de hecho si no me equivoco se emitió en modo maratón en el Festival de Sundance. Top of the lake es por lo tanto una criatura extraña, orgánica, Top of the lake es tierra mojada, niebla, lagos, árboles. También mujeres, y hombres que las destrozan. Una serie que es pura atmósfera y podredumbre moral. Una joya.

1. American Horror Story. Asylum (FX)

The Name Game

La primera temporada de American Horror Story estuvo bien, fue de más (ese piloto es brutal) a menos (esa finale da un poco de vergüenza) y dejó un sabor de boca agridulce, un fue un chicle demasiado estirado. Aún así tenía expectativas puestas en este Asylum. Y joder, no sabía lo que se me venía encima. Los últimos 6-7 capítulos fueron una de las mejores rachas de la temporada pasada. Ha tenido de todo, sobre todo personajes mejor construidos, tramas más locas y a la vez un resultado más harmónico, a pesar de la trama de los extraterrestres, el único borrón de un Asylum que además no pudo estar mejor dirigido, ¡qué burrada de dirección! Ah, y salió Adam Levine sufriendo un coitus interruptus.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Emmysalternative y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s