Emmysalternative 2013: Serie de Drama. Parte II

Recuento de piezas ganadas. Breaking Bad 2 (Actor y actriz de reparto), Game of Thrones 1 (Episodio), The Good Wife 1 (Actriz) y Homeland 1 (Actor de reparto). Vamos allá, las 6 elegidas.

6. Homeland (Showtime)

Bésame, bésame mucho, que tengo miedo a perderte, perderte después

Si la temporada hubiera tenido 9 capítulos, Homeland sería la número 1. Vaya nivel. Vaya locura. Esos dos tercios de temporada de Homeland fueron magia. Pero después vinieron los marcapasos robotizados y los escondites subterráneos que los SWAT  no pueden encontrar pero una analista trastornada sí. Y la credibilidad de la serie se resintió. Aún a pesar de sus errores Homeland sigue siendo una gran serie, una serie inteligente que aborda como ninguna otra el campo de minas que es el mundo actual.

5. Breaking Bad (AMC)

A ver quién cuenta todo esto para llevarlo al banco

El año que viene es prácticamente imposible que no esté en el 1. Este año se tiene que conformar con el 5. La primera parte de la quinta temporada fue sólida, tuvo cimas, como el Fifty-one del que ya hablé y sobre todo puso los cimientos para la juerga posterior. Como pero lo inverosímil que fue lo del tren y también lo de la cárcel, resueltas ambas tramas eso sí con sendos trabajos de dirección acojonantes. Es lo que tiene ser la serie mejor dirigida de la televisión.

4. Mad Men (AMC)

Sí, Mad Men. Sí, en el cuatro. Sí, ha pasado. No somos nadie. Esta temporada de la serie de Matthew Weiner tuvo un arranque flojo, o más que flojo desconcertante, difuso, con un Don Draper lost in translation. Visto con perspectiva ese arranque tuvo sentido. Don Draper tenía que volver a jugar a ser Don Draper para tocar fondo y querer ser por fin un Don Draper diferente. Pero aún así eso no redime a la serie de que las cosas no acabaran de funcionar hasta la fusión empresarial. A partir de ahí Mad Men rindió a pleno rendimiento, escrita con cariño, precisión y gusto, como siempre. Peggy volvió a ser lo más interesante de la serie, recuperamos a Betty por fin, Joan estuvo en el banquillo por desgracia, y pudimos teorizar sobre quién es Bob Benson y qué trama y sobre la camiseta de la mujer de Polanski que le calzaron a la pobre Megan. Fue desde luego la temporada de lo baibenes y las teorías demenciales. Fue una temporada divertida.

3. House of Cards (Netflix)

In Devil we trust

House of Cards es la serie que esperaba con más ganas esta temporada y no me decepcionó. Fincher y Willimon adaptando las novelas de Michael Dobbs adaptadas a su vez para la BBC de los 90 por Andrew Davies, dando lugar a una de mis miniseries favoritas. Estaba totalmente IN con este proyecto. Y la adaptación de un thirller político totalmente británico a la muy diferente política americana ha sido una bomba. La estrategia de Netflix de poner a disposición de los usuarios todos los capítulos de la temporada de un golpe provocó que consumiera la serie en 2 días, devorando capítulo tras capítulo, bing watching se hace llamar este tipo de maratones. Y así, mientras que el resto de las series tengo tiempo para reposarlas y analizarlas, con House of Cards tuve un fin de semana de amor, pasional, irreflexivo, salvaje. La historia de un perverso congresista al que se le promete ser secretario de Estado, se le niega el cargo, y él decide poner en marcha un ambicioso y vengativo plan para hacerse con El Poder, así, en mayúsculas, es por su propia naturaleza adictiva, hermética, asfixiante. Si además (y a diferencia de la House of Cards británica) la forma la asienta David Fincher dirigiendo los dos primeros capítulos y se encomienda después a directores televisivos de primera, lo que uno obtiene es un festín seriéfilo. Ganazas por ver la segunda.

2. Game of Thrones (HBO)

DRACARYS

De las 6 nominadas al Emmy la verdad es que ninguna me parecería una mala ganadora, quizás Downton es la que menos me gustaría porque está por debajo del resto, y Game of Thrones sería la que yo votaría si fuera miembro de la Academia. Los que nos dijeron que el tercer libro era el mejor no nos engañaron. Además Benioff y Weiss estuvieron mucho más finos combinando tramas y repartiendo tiempos. El resultado fue que Game of Thrones pegó un enorme salto de calidad, firmando su temporada más redonda, compensada y cohesionada (todo lo cohesionada que puede estar esta serie). Todas las tramas de King’s Landing fueron geniales, la Khaleese volvió a ser un personaje interesante tras el desbarajuste de ¿dónde están mis dragones? de la segunda temporada, Jon Snow estuvo un poco menos cansino, realizó un gran cunilingüis y su cobriza salvaje nos dejó la ya simbólica “you know nothing Jon Snow”. Por poner peros la trama de Bran sigue sin arrancar y la trama del pobre Theon se les fue de las manos (esa trama salchichera yisus!). Aún así, un servidor de lo pasó teta (nunca mejor dicho en esta serie), con el mayor espectáculo televisivo del año. Ahora sí, Game of Thrones juega ya en la liga de las grandes.

1. The Good Wife (CBS)

Florick, Amos & Associates

Llegado el momento no sé muy bien que escribir sobre The Good Wife que no haya dicho ya para justificar este primer puesto. Voy a tirar por lo más simple. The Good Wife es la serie que más espero cada lunes a lo largo de la temporada, la que veo con más concentración, con más placer, con más gusto. Cuando sus capítulos se acaban siempre me digo ¿ya? ¿tan pronto? Y cuando llega el invierno y deja de emitirse todas las semanas esos lunes sin TGW son un poco más amargos. The Good Wife es la serie más regular de la televisión, el único drama de network que juega en la liga de los dramas de cable, con las complicaciones que eso tiene. The Good Wife no puede tener sexo, ni insultos y en cambio sus temporadas tienen 22 capítulos frente a los 13 del cable. También es la más elegante, la más puntillosa, la que tiene el mejor reparto y los mejores actores invitados. Es un procedimental que siempre sirve casos interesantes (y actuales) y desarrolla varias tramas de fondo ligadas al poder, a la política, a la ambición, todo ello sin olvidar el alma de unos personajes que a pesar de sus defectos son humanos, dándole a su protagonista una dimensión y profundidad que pocos personajes femeninos han tenido. Por todo esto The Good Wife es mi ganadora de este año, por todo esto y porque lo dice el frikiexcel.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Emmysalternative y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Emmysalternative 2013: Serie de Drama. Parte II

  1. Salbi dijo:

    Te pasas muchísimo L. talibaneando tu frikiexcel para que Julianna no se olvide que aunque no está nominada siempre tendrá tu corazón en la mesilla de noche.

    En fin, mi top 3 es Homeland, Game of Thrones y Breaking Bad. Cualquiera de las tres me vale para llevarse el gato al agua.

    http://mojo.dailybruin.com/wp-content/uploads/2013/05/sheldon-freaking-out2.gif (yo al ver que L. es un TRAPERO).

  2. Salbi dijo:

    Enhorabuena por tus #EmmysAlternativos L. :D ya estoy deseando que llegue el año que viene!!!! http://www.aniinthesky.com/wp-content/uploads/2013/02/party-hard-gif-harry-potter.gif

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s